Cerramientos de aluminio

Cerramientos de aluminio

El aluminio posee excelentes propiedades que lo convierten en un material especialmente apropiado en construcción.
Propiedades físicas como su ligereza, fortaleza, durabilidad, maleabilidad y resistencia a la corrosión, aportan a los cerramientos grandes ventajas.
De esta combinación de características obtenemos productos con amplias soluciones constructivas, que posibilitan entre otros la construcción de amplios acristalamientos y grandes fachadas estructurales.
Los cerramientos de aluminio nos facilitan posibilidades estéticas infinitas, perfectas y permanentes en el tiempo: anodizados, tratamientos mecánicos, lacados color, lacados imitación madera,…a elegir entre un sinfín de opciones.
Las características más destacadas del aluminio son:

  • Incombustible.
  • No es toxico.
  • Resistencia estructural y a la corrosión, durabilidad.
  • Reciclable, con altas tasas de recuperación.
  • Soluciones con Rotura de Puente Térmico RTP.

En el conjunto de la fachada de un edificio el punto débil lo constituyen los huecos, que separa el ambiente interior del exterior para conservar estos últimos en condiciones ambientales confortables. Para ello, las soluciones con rotura de puente térmico (RPT) en cerramientos, aportan unos resultados de aislamiento al frío, al calor, al viento y al ruido excepcionales.
En el caso de los sistemas de carpintería en aluminio, ésta se obtiene incluyendo un elemento no conductor, de rigidez pareja al aluminio, que aísla los componentes externos de los internos en el cerramiento, rompiendo de esta forma el puente térmico, sin mermar las cualidades propias del aluminio.
Las soluciones con RPT aportan por tanto ventajas como:

  • Aislamiento Térmico y Acústico: producen la discontinuidad en la transmisión de temperatura entre el interior y exterior del cerramiento de aluminio, evitando así la pérdida térmica, y un consumo excesivo de energía.
  • Ahorro energético: El bajo coeficiente de transmisión térmica de estos sistemas permite que los cerramientos de aluminio sean elementos fundamentales en el ahorro de energía, hasta un 40% de la pérdida por la ventana, y por tanto en la reducción de emisiones de CO2.
  • Cumple la normativa: ya que las soluciones en RPT cumplen con el nuevo Código Técnico de la Edificación.
  • Disminución de la condensación: con la RPT conseguimos elevar la temperatura superficial del perfil interior, restringiendo así la aparición de rocío dentro del cerramiento de aluminio.
  • Posibilidades estéticas y cuidado de normas urbanísticas, permitiendo la realización de cerramientos de aluminio bicolores: de esta forma, obtenemos la estética interior deseada, y la exterior unificada según las normas urbanísticas.
Info
x
  En cumplimiento con la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio web estás aceptando el uso de cookies.